Experiencia de cliente

En primer lugar, analizamos los datos que dispone la empresa sobre los clientes, realizamos encuestas de satisfacción, observamos las quejas y reclamaciones. También la actividad comercial y postventa.

Hacemos el mismo recorrido que realiza un cliente en su compañía por lo que tenemos una experiencia vivencial en la que buscamos áreas de mejora.

Este procedimiento nos lleva a saber dónde están las debilidades del sistema y de ese modo podemos mejorarlas. 

Posteriormente procedemos a diseñar el estilo de relación con clientes, establecer la promesa de marca y los valores a proyectar en cada uno de los contactos.

 

Además, le ayudamos segmentar a los clientes para poder personalizar la relación con ellos.